Una Tucumanita Nueva

Dos días acá y ya tirando la palabra “vos” y tirando la sombra (“throwing shade,” traducido literalmente, significa flayando o burlando. Es una expresión re gringa, igual que yo.) No puedo pronunciar la letra “ll” como “y” ya no, aún cuando canto la canción de Marc Anthony, él siendo un boricua que moriría si me oyera cantando “a veces llega la lluvia” con este acento rioplatense. Me novio me dijo “te estoy perdiendo” y el llorón no podía soportar el cambio rápido en mi acento. Pues, intento dejar “¿qué querés, boludo?” y las tucumanismos cuando converso con él pero a veces algo escapa de mi boca. Él siempre me dice “te vas a acostumbrar” (a hablar así) y como soy remetona, le dije lo mismo “te vas a acostumbrar” (a cómo hablo ahora). Puedes aguantarme, sos re suertudo porque vos me tenés así, una yanqui que habla la lengua tuya. “Ella si da la talla,” dicen los demás. Y él como “Lo que tú me das es pena con tu maldita jerga.” Le amo.

También amo a mi familia. Nada es perfecto, pero nos emparejaron bien. Mi mamá argentina es demasiada cariñosa, una angel igual a su nombre (María de los Ángeles.) Está aprendiendo el inglés poco a poco. Empezamos a practicar la pronunciación de la canción “Like a Virgin” por Madonna. Tiene una voz muy bonita. El papá es apasionado: un fanático de fútbol con un gusto contagioso, una policía sin codicia. Mi hermano y yo compartimos un gusto musical. Reggae, rock, alt, house, folklórico, algún hip hop/rap, etc. El toca la guitarra. Es un poco serio, pero tiene un humor que me gusta mucho, aunque sea escondido al principio. No me molestaría si yo fuera mi hermana Marilina. Ella es belleza pura, una dulzura segura y tiene un poco de travesura. Tiziano me hace sonreír como nadie más.

Lo que más me cuesta no es el límite de mi habilidad lingüística, ni las diferencias culturales que tenemos. Mi nivel de español no me prohíbe que exprese mis pensamientos ni que entienda lo que los chamuyeros me dicen. Es el clima. Tan caliente, café con leche. Me muero. Extraño la nieve. Aún extraño como mi pelo solía congelar cuando estaba rumbo a la parada del bus. Mis hermanos me burlaron por quedarme unos segundos extras frente la refri abierta (se dice la heladera acá), entonces encuentro consuelo en mis momentos bajo el agua frío en la ducha demasiado corto para mi altura. Valoro este ratito, aprecio esta bendición. Así sobrevivo día a día. Creo que me estoy acostumbrando un poco también. Era bueno que pasara una semana en Florida antes de que viniera acá.

También me cuesta como no puedo hacer referencias culturales argentinos como puedo hacer referencias estadounidenses. Aunque puedo bromear en español, me hace falta el costumbre de decir cosas tipo “got ‘eeeeeem”y “what are those?” Lo admito, es algo superficial y no tiene ninguna importancia pero todavía extraño la comedia cotidiana y re boluda que utilizamos y reutilizamos en los EEUU. Extraño los bosques de Wynnewood. Extraño a mis panas (otra palabra que no usamos en Tucumán). Extraño a la gente de mi iglesia, extraño a YoungLife, extraño a mi equipo del voleibol, extraño a mi cama, extraño a mi familia. Pero más que todo…

Okay, tal vez no. Extraño a mis padres y a mi hermano más. Creo que todos las tweeps (personas en Tuiter) exageran las cosas de vez en cuando. Por lo menos, no yo lo hago frecuentemente. Algunos tuits son verdaderos, te lo juro. Mira:

 

Mañana, voy a celebrar mi primer cumpleaños con “las guachas” en un boliche. Una locura pura, una dulzura que endura, una basura por censura, o tal vez una tortura segura. También será mi primer cumple sin mis padres de sangre. Es el décimooctavo, he tardado mucho en ponerme lejos de ellos en un día de festejo, digo yo. Sin embargo, tengo familia acá, porque dónde hay amor, hay familia. “Ohana significa familia y la familia nunca te abandona ni te olvida.”

DSC_0863.jpg

DSC_0877.jpgeabb7244-8ffc-4b8c-bb80-f57ef5524023 (1).jpeg652953dd-7502-4dba-8df7-6f30bad19bb1.jpg2533ffe0-7c5d-494a-b3b9-27ae9148b10d.jpeg

P.S. Si entiendes inglés y te gustaría descubrir las diferencias principales entre Tucumán y Filadelfia o dónde sea, haz clic en el enlace:

Advertisements

One thought on “Una Tucumanita Nueva

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s